CGT DENUNCIA “LA CHAPUZA DEL RELEO (PARTE II)

El programa RELEO PLUS de “gratuidad de libros de textos”, vuelve a ser protagonista del inicio
de curso 2018-19 y por desgracia, no de forma positiva.
Pareciera como si ante el aluvión de quejas del año pasado por parte del profesorado y los
equipos directivos, sobre cuyas espaldas recayó la gestión y la logística del programa, la
Consejería de Educación hubiera decidido “cerrar bocas a golpe de talonario”.
Así, como medida “puntual por el momento”, para la gestión de la convocatoria del programa
RELEO PLUS en este curso 2018-19 se ha previsto el pago de lo que la Consejería denomina
“gratificaciones extraordinarias al personal docente de los centros públicos que lleve a cabo esta
gestión”
El profesorado destinatario de estas gratificaciones será prioritariamente los miembros de la
comisión de gestión en cada centro, formada por director, el jefe de estudios, el secretario del
centro, un representante de los padres y madres y hasta dos profesores que de forma voluntaria
lo soliciten al director y sean autorizados por él.
Desde CGT, apoyamos que se haya decidido remunerar el trabajo realizado por los docentes de
la comisión de gestión, de hecho, el EBEP, en el artículo 24 de su capítulo III, reconoce como
Retribuciones complementarias “los servicios extraordinarios prestados fuera de la jornada
normal de trabajo”, ahora bien, la gestión que desde la consejería se ha hecho de este asunto,
nos parece una nueva “chapuza” y una nueva muestra de la falta de trasparencia que envuelve
a la administración.
En cuanto a la falta de trasparencia, en primer lugar, consideramos que la partida presupuestaria
concreta destinada a estas “gratificaciones complementarias al personal docente” debería
aparecer reflejada en la ORDEN EDU/534/2018, de 22 de mayo, por la que se modifica la Orden
EDU/3/2018, de 3 de enero, por la que se convoca la participación en el Programa de gratuidad
de libros de texto «Releo Plus» y las ayudas en él contenidas, cofinanciadas por el Ministerio de
Educación, Cultura y Deporte, para el curso escolar 2018/2019, sin embargo, en ella sólo aparece
que la cuantía global máxima para el “RELEO PLUS” ascenderá a diecisiete millones de euros(en
lugar de los quince iniciales), pero no se hace referencia a las “gratificaciones complementarias
al personal docente”.
En segundo lugar, a nuestro juicio, debería hacerse pública la cuantía asignada a cada centro
para tal fin, en lugar de notificarse exclusivamente a la dirección de cada centro lo que le ha
correspondido.
Y, por último, al tratarse de Retribuciones a empleados públicos, éstas también deberían ser
públicas, tanto qué docentes van a recibirlas en cada centro, como la cuantía que recibirá cada
uno, en lugar de ser el director de cada centro quien haga llegar a cada Dirección Provincial el
nombre de los profesores participantes y cómo se reparte entre ellos la cuantía asignada, como
pretende la Consejería.
Además de la falta de transparencia manifiesta, consideramos que en esta decisión de “gratificar
a los docentes” no se ha tenido en cuenta que en la gestión del RELEO PLUS en cada centro,
también se ve implicado personal no docente (conserjes, administrativos, etc.) e incluso padres
y madres, que al parecer deben llevar a cabo los mismos servicios extraordinarios prestados
fuera de la jornada normal de trabajo, que los docentes , pero en su caso “por amor al arte”.
En conclusión, desde la Confederación General del trabajo, nos parece legítimo que la Consejería
haya decidido retribuir a los docentes “los servicios extraordinarios prestados”, pero no la forma
que ha tenido de hacerlo, “con prisas y a escondidas”, dando una pobre solución, meramente
económica a las reivindicaciones planteadas por la Comunidad educativa con respecto a la
pésima gestión del RELEO PLUS.

CGT DENUNCIA “LA CHAPUZA DEL RELEO (PARTE II)”