CGT-Ponferrada denuncia la falta de cobertura de las bajas del profesorado

 

El inicio de curso escolar en la provincia de León puede calificarse, sin duda, como el peor de los últimos años. Al problema latente en el IES de Valencia de Don Juan, la falta de profesorado en Riaño, la inauguración de un ciclo con 13 alumnos pero sin profesores en Fabero, el inicio de algunos ciclos de FP sin que el profesorado interino asignado para darles clase tenga aún contrato en vigor, el cierre quien sabe si temporal o definitivo del Colegio Luis del Olmo -fruto de un nuevo proceso extraordinario de matriculación de alumnado que en el mes de septiembre y con el curso empezado puede llevar a dejar centros vacíos y a incorporar a otro de golpe en torno a 25 alumnos-, se une ahora la lentitud a la hora de cubrir las bajas del profesorado.
Y esto es así a causa de un nuevo procedimiento administrativo diseñado por la Consejería de Educación que provoca que los servicios de Personal docente de la Junta de Castilla y León estén desbordados y que el alumnado esté sin profesorado durante un largo periodo de tiempo, incluso en los casos en los que la ley señala que las sustituciones deben producirse de manera inmediata. La Consejería diseña un sistema que genera el incumplimiento de su propia normativa y la descoordinación entre el personal de León y el de Valladolid. Y que además conlleva que a estas alturas de curso las listas de algunas especialidades de Secundaria y FP estén agotadas sin que se tomen medidas para paliar esta carencia de docentes.
CGT denuncia que todo esto no es fruto de la casualidad. Tras todas estas incidencias se encuentran los recortes que la Administración trata de enmascarar culpando al profesorado de no querer trabajar más. Pero la falta de inversión y de previsión es notable.
Y mientras tanto, los menores pasan las horas encerrados en un aula sin recibir adecuadamente la educación que merecen, de profesora de guardia en profesor de guardia. Sin que nadie mueva un dedo para arreglar este desaguisado que promete continuar durante todo el curso.
¿Qué más tiene que pasar para que alguien de una vez tome cartas en el asunto y resuelva esta caótica situación?
En CGT consideramos que ha llegado la hora de dejar de denostar nuestro sistema educativo público, pues es el principal garante con el que contamos para conseguir un futuro digno para nuestros jóvenes y una sociedad más justa.

CGT DENUNCIA LA FALTA DE COBERTURA DE LAS BAJAS DEL PROFESORADO